nueva-ciudad.com.ar

Ocho colectivos de artistas inauguran una megamuestra en la ex Esma. Se trata de una singular propuesta estética atravesada por la temática de derechos humanos y memoria. Gratis hasta el 26 de febrero.

La muestra “Experiencias`17. La premonición”, surgida tras una residencia en el Centro Cultural Haroldo Conti, que durante tres meses funcionó como taller y ahora lo hace como sala de exposición. La experiencia se había desarrollado en octubre pasado en la sala 1 del centro cultural del Espacio de Memoria y Derechos Humanos, luego de una convocatoria que seleccionó ocho proyectos entre los casi 70 presentados.   El eje que reúne a estos artistas es memoria y derechos humanos. El Centro Cultural Haroldo Conti proveyó el espacio, recursos y desarrolló visitas y charlas con especialistas para que la experiencia estuviera marcada por la reacción al lugar. Así, en la sala 1, colosal como los grandes edificios de la ex Escuela Mecánica de la Armada, los límites del espacio se desdibujan y cada colectivo -los hay solos y en grupo- delimita de manera distinta el lugar donde exhibe su obra.

Una de los proyectos es “Ochenta balas sobre el ala” del artista Pablo Gershanik, en el que reconstruye el escenario, “real e imaginario”, de La Plata, donde su padre Mario, médico y rugbier, fue asesinado en 1975 de ochenta balazos. Los Falcon, las pintadas y la pólvora aparecen como elementos a diseccionar en una gran maqueta, que además se proyecta a través de un recorrido en un tren de juguete.

También cruzado por la presencia familiar, el chileno Pablo Manuel Vergara exhibe la videoinstalación “El origen fue violento”, sobre el asesinato de sus tres primos en la dictadura pinochetista. Para su proyecto, como dice, trabajó con archivos, imágenes y cartas que le permitieron reconstruir “una historia que tiene que ver con la memoria de ellos y mi visión del tema”, dijo en diálogo con Agencia Télam.   A su lado, el Polo Consumista Internacional, obra de Franco Castignani y Sol Prado, irrumpe como una instalación que surge de reflexiones políticas actuales y que funciona a modo de plataforma político paródica.

En una sala, Gaby Messina proyecta dos piezas que visibilizan lo afro en la Argentina. “¿Me quiere? ¿No me quiere?” se preguntan dos manos oscuras deshojando una margarita. “Me interesaba pensar la marginación, la integración en la Argentina, la identidad y la memoria”, señala sobre su propuesta.   Frente a la obra de Messina, Gabriela Mesutti acerca “Pliegue y activación”, una obra en clave botánica que replica la altura del subsuelo del ex Casino de Oficiales y que explora en esos “testigos involuntarios” de la tortura: los árboles. “Y en qué tipo de redes pudieron haber formado por debajo”, explica la artista.

Por último, una oficina que emula a la Organización de las Naciones Unidas se acomoda en la planta baja del Conti como resultado de una “elaboración artística de una identidad, imaginación y memoria colectiva del Conurbano”, argumenta Félix Torrez, integrante de La CONU junto aMarcos Perearnau. Lino Divas y Alejandro López.

“Pensar en una ONU del Conurbano -explica Torrez- tiene una ironía y una resignificación, y en ese sentido instalamos una oficina, un espacio de trabajo con horarios de atención, reuniones, toma de decisiones, con la idea de intervenir en la dinámica de circulación de valor cultural centralizado en la Capital”.

La muestra “Experiencias`17. La premonición” se puede visitar con entrada gratuita hasta el 26 de febrero en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Av. Del Libertador 8151 de la CABA.