Escuela colombiana ganó premio OEI en derechos humanos

eltiempo.com / John Montaño

La Iglesia San Pedro Claver del Centro Histórico de Cartagena se vistió de gala para la entrega de la segunda edición del premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos que entrega la Organización de Estados Iberoamericanos, OEI.

El proyecto ‘’La mediación como mecanismo de resolución de conflictos: mediadores escolares normalistas’ llevado a cabo por la Escuela Normal Superior Juan Ladrilleros de Buenaventura, en el pacífico colombiano, fue uno de los proyectos ganadores, en la categoría de centros educativos y escuelas.

“Este premio es un homenaje a la entrega incondicional de mi comunidad de Buenaventura, una región muy golpeada por el conflicto, y vulnerable, pero también con una capacidad de resiliencia inmensa. El premio nos ayuda a transformar la cultura ciudadana en zonas vulnerables”, señaló Lucy Hinojosa Aguirre, coordinador del proyecto, y que ovacionada cuando subió a recibir el galardón para su comunidad.

Este proyecto ha fortalecido el desarrollo psicoactivo y las habilidades sociales de estudiantes, padres y maestro de esta comunidad golpeada por el conflicto armado.

La OEI, la Fundación SM y el Ministerio de Educación entregaron el galardón internacional en homenaje ‘Óscar Arnulfo Romero’, con el cual reconoce el trabajo de instituciones y personas en la defensa, educación y promoción de los derechos humanos.

El primer puesto en la misma categoría (centros educativos y escuelas) fue para Bolivia con el trabajo ‘Nuestro Proyecto Socio Productivo (PSP): enseñanza de los derechos humanos de la mujer en las Unidades Educativas Caleria y Cohana’, desde el cual se plante una lucha, basada en la educación, contra la discriminación para garantizar a las mujeres una vida libre de violencias.

“Entre muchos resultados lo que tenemos hoy es una gran integración de experiencias a favor de los derechos humanos en toda la región Ibero, un intercambio de conocimientos y seguir fortaleciendo la red de organizaciones comprometidas con la Educación y los Derechos Humanos”, dijo Paulo Speller, secretario general de la OEI, quien presidió la ceremonia.

También fue otorgada una mención de honor a IES Almina de Ceuta, España, por el proyecto ‘Capaces’, que tiene como objetivo promover la educación inclusiva y solidaria. Esta población está ubicada en el norte de África.

“No podíamos haber escogido un mejor lugar para la entrega del premio. Toda la relevancia de la paz y el posconflicto tiene que ver con toda América Latina y todo el planeta. Hoy nos inspiramos en Colombia. Lo que ustedes están haciendo es de una enorme importancia para toda la región”, aseguró Speller.

En la categoría B, que reconoce los esfuerzos que hacen las organizaciones de la sociedad civil en pro de los derechos humanos, el primer premio se lo llevó Perú, con el proyecto implementación de eco tecnologías para la mejora de la calidad de vida y fue ejecutada por el Instituto de Formación de Adolescentes y Niños Trabajadores, Infat.

Con este proyecto impactaron a niños y adolescentes de las comunidades ribereñas de la región peruana de Belén. Estas comunidades son capacitadas en captación de agua aguas lluvias, saneamiento y disminución de las contaminaciones, entre otras.

“Cartagena es una ciudad emblemática para los derechos humanos por la lucha contra la esclavitud que aquí se liberó y sobre todo en este recinto (Iglesia de San Pedro Claver)”, agregó Speller, que hizo un breve recorrido por la vida y obra de San Pedro Claver, el también llamado esclavo de los esclavos, que defendió los derechos humanos.

El segundo puesto, en esta misma categoría que premia a las organizaciones sociales, fue para El Salvador con el programa ‘Relevos Generacionales para Educación en Derechos Humanos’ y fue ejecutado por el Museo de la Palabra y la Imagen.

Este es un programa de educación en para la memoria y los derechos el cual ha beneficiado a decenas de jóvenes, quienes a su vez se convierten en multiplicadores en la defensa de los derechos humanos para otros jóvenes en riesgo.

La mención de honor para la categoría B fue para Chile con el proyecto ‘Corporación Parque por la Paz, Villa Grimaldi.

Este proyecto de memoria histórica recopila, preserva y difunde la historia reciente de la región de Villa Grimaldi para que hechos de violencia del pasado nunca más se repitan.

En un hecho inédito para Cartagena la premiación se llevó a cabo en el Santuario San Pedro Claver, por ser sede de los derechos humanos en Colombia.

“La invitación a todos es a trabajar por los derechos humanos y el medio ambiente; el mejor aporte a esta generación”, concluyó la colombiana ganadora.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s