politicargentina.com

Se realizó un homenaje a las Madres Azucena Villaflor, María Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga, desaparecidas de la Iglesia de Santa Cruz, donde se inflitró Alfredo Astiz para concretar los secuestros.

Un día después de que se conociera su procesamiento y pedido de desafuero y detención, Cristina Fernández de Kirchner participó de un homenaje a los desaparecidos de la Iglesia de Santa Cruz, donde pidieron por la continuidad de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia.

Durante la Dictadura cívico militar, Alfredo Astiz se infiltró entre los familiares que se reunían en la Iglesia de Santa Cruz y concretó los secuestros de las Madres Azucena Villaflor, María Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga y otros militantes del incipiente movimiento de derechos humanos. El grupo entero fue arrojado con vida al mar en los “vuelos de lamuerte” y Alejandro D´Agostino y Mario Arrú, dos de los responsables, fueron condenados a prisión perpetua en el juicio ESMA III, que finalizó el 29 de noviembre.

Bajo la consigna “hoy como hace 40 años ellas nos siguen mostrando el camino. Memoria Verdad y Justicia”, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner participó del homenaje en el que se leyó un mensaje donde pidieron por la continuidad de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, y remarcaron que los “derechos humanos no son un curro”, en referencia a la frase del presidente Mauricio Macri.

Hacia el cierre, la exPresidenta y las Madres presentes en el acto depositaron una ofrenda floral en el Solar de la Memoria, el lugar dentro de la iglesia en el que están depositados los restos de algunas de las víctimas.