critica.com.pa

Por Rosalina Orocú Mojica

Fue testigo de muchos hechos históricos que capturó con su cámara, ya que laboró varias veces en el Palacio de las garzas y para Editora Panamá América.

El papel de los medios de comunicación es clave en toda nación y tanto más a la hora de contar la historia. Al cumplirse hoy 28 años de la invasión del ejército de Estados Unidos aPanamá y en recordación de quien fuera uno de mis mentores y uno de los mejores fotógrafos gráficos que ha habido en Panamá, el Sr. Orestes Cabredo, también conocido como ”el chino Cabredo”, quien fue testigo de muchos hechos históricos  que capturó con su cámara, ya que laboró varias veces en el Palacio de las garzas junto a mandatarios como Arnulfo Arias Madrid y  para Editora Panamá América desde su apertura hasta diciembre de1989, entrevistamos a su nieto, Alberto Cabredo, reconocido abogado y escritor.

¿Qué piensa de la memoria colectiva, especialmente de los jóvenes,  está fuerte o débil, cuando se trata de temas históricos, como el de los sucesos del 9 de enero de 1964 o de la invasión de Panamá a Estados Unido? ¿A qué lo atribuye?

No dudo que la memoria histórica de los jóvenes en torno a la lucha nacionalista por la recuperación del canal, los sucesos del 9 de enero y los hechos que causaron la invasión y sus consecuencias no es amplio ni mucho menos profundo, y lo  atribuyo a la crisis de la educación, el poco interés familiar de tratar estos temas y el poco interés colectivo de salvaguardar la memoria histórica, olvidando que quien no conoce el pasado está condenado a repetir los mismos errores.

¿Y, qué me puede decir respecto de las lagunas históricas al respecto y las media verdades?

Las lagunas históricas y las medias verdades en torno a los sucesos mencionados, a mi juicio y salvo mejor opinión, son consecuencia directa de la falta sempiterna de apoyo a una labor de investigación continúa e ininterrumpida de especialistas en la materia y de la divulgación sistemática de la historia nacional como una tarea imprescindible para mantener una unidad de criterios y conocimientos precisos y veraces.

Papel de los medios, la escuela y los adultos mayores que vivieron esos sucesos  y si lo están cumpliendo o no.

No creo que los medios, las escuelas y las familias llenen el vacío de conocimientos históricos relativos a los sucesos en comento, ¿acaso no se pensó suspender la materia Relaciones de Panamá y Estados Unidos de Norteamérica?, y no es cierto que por poco desapareció la Facultad de Filosofía e Historia en la Universidad de Panamá  en un momento determinado.

Hay que superar la crisis cultural y educativa como tarea  ineludible.