Panel KPD del pabellón chileno en la Bienal de Venecia 2014 se suma al Museo de la Memoria en Santiago

plataformaarquitectura.cl

Por Nicolás Valencia

Este viernes 03 de noviembre el histórico panel KPD que fue pieza central del pabellón chileno en la 14° Bienal de Arquitectura de Venecia 2014 se incorporó a la muestra permanente del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Santiago de Chile, gracias a un trabajo conjunto entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), a través de su Área de Arquitectura y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

El principal elemento de Monolith Controversies fue la respuesta chilena al llamado de Rem Koolhaas, director de ese entonces, a absorber la modernidad y regresar a lo fundamental en la arquitectura. La muestra chilena fue elegida ganadora del León de Plata en la categoría de representación nacional en aquella edición de la Bienal.

La exposición del panel en Venecia fue el cierre de una investigación realizada por Pedro Alonso y Hugo Palmarola sobre la planta KPD de paneles de hormigón prefabricado en Chile en los años setenta. Según Alonso y Palmarola, el panel sintetiza las “significativas controversias políticas, ideológicas y estéticas” que representó Chile durante esa convulsionada década.

“Firmado por el ex Presidente Salvador Allende durante la inauguración de la KPD, el panel se instaló en la entrada de la fábrica ubicada en la pequeña localidad de El Belloto, Quilpué”, explicaban los curadores en 2014. “Tras el Golpe Militar en septiembre de 1973 la firma de Allende fue borrada y reemplazada por un retablo de la Virgen del Carmen con el Niño Jesús. Tras el cierre de la fábrica el panel quedó abandonado y fue rescatado más tarde por un ex trabajador”, agregan.

En su nueva ubicación, ahora en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. el muro está acompañado por una muestra de fotografías de Nolberto Salinas, ex fotógrafo de la fábrica, y diferentes materiales de prensa que dan contexto y relato a la instalación. En la ceremonia de presentación, el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, explicó que el panel KPD “posee una carga simbólica relevante por ser además una huella concreta de una dolorosa transformación en nuestro país, que hoy, restaurado y puesto en valor en una exposición permanente, contribuye a relevar el aporte cultural de la arquitectura y su impacto en temas sociales”.

Mientras tanto, el director del Museo de la Memoria y los DDHH, Francisco Javier Estévez, aseguró que la más reciente adquisición del recinto cultural “representa el símbolo de cómo la dictadura afectó para siempre el futuro de sus trabajadores, sus sueños y proyectos de vida. Muchos de ellos fueron torturados y existen 5 detenidos desaparecidos”, haciendo referencia a Nelsa Zulema Gadea Galán, Luis Gerardo Otárola Valdés, Sergio Jorge Hidalgo Orrego, Hernán Leopoldo Quezada Moncada y Manuel Depremontt Muñoz.

Su entrega en comodato al museo fue posible por una gestión conjunta entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la Municipalidad de Quilpué, la Asociación de Exonerados Políticos VEP ex KPD y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

Agradecimientos al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s